Como una reina.


Estaba cansada de aquel grupo y su ambiente, ellos creían que disimulaban sus intenciones pero estaban más que claras, toda aquella amabilidad de pedir una copa y la siguiente para mi mientras ellos iban a sorbitos contados. Cada dos minutos me miraban de arriba abajo, con meta volante en mi pecho imaginando una degustación  gratis en plan avituallamiento. No me cabe duda que alguien se ha ido de la lengua, no debería haberme acostado con aquel tipo, tampoco debería haberme bebido los cinco cubatas de wishkey, porque me hacen perder el control y porque me hace tener ganas de sexo sin pensar en sus consecuencias. Como si lo viera  lo ha contado a todo el bar y ahora estos cuatro intentan repetir la jugada y bingo. Pero se van a comer una carajo, el suyo. Que haces ahora mismo, pregunte en una esquina de la barra por el móvil. Había marcado el número de un amigo a quien no veo hace un par de años, quedamos muy mal la última vez que nos vimos, me sacaba de quicio que me hubiera dejado plantada, así que le escupí a la cara que me estaba dedicando al sexo todo lo que quería y con quien quería, eso jode mucho y se lo tire a la cara por el mismo motivo, aparte que era la verdad. Ahora me apetece verlo. Contestó tanteando el terreno, pero después de cinco minutos quedamos en el restaurante de un hotel, uno de esos panorámico que ves la ciudad de noche. Llego con traje y corbata y me dije, por fin uno que sabe de lo que va una mujer, siguiendo con su costumbre traerme un obsequio a pesar de la hora, pero él  es así.  Me dio dos besos marcando algo de distancia, no se lo reprocho. ¿Que mosca te ha picado? , me preguntó y yo comencé a contarle un cuento mientras que el ponía cara de no tragarse ni una palabra, así que tire por la calle de enmedio y le dije, mira Carlos tenia ganas de cenar en plan lujo y los tíos con que salgo ahora no sabrían diferenciar un Valdepeñas de un Albariño ni leyendo la etiqueta. Aparte quiero acostarme contigo luego y perdona que sea tan directa, es que lo echo de menos. Serias capaz de cogerme en brazos como aquella vez.....Después de ti lo de las velas, los pétalos son solo recuerdos, el sexo no es que sea malo todo lo contrario, pero es como comer todos los días chuletón, todo cansa, necesito otra cosa y para eso tu eres el mejor.Estuvo varios minutos en silencio mirándome, creo que por un momento estuvo a puno de largarse, pero lo de dejarme sola allí en medio del restaurante se lo impidió, no podía dejar de ser un caballero. No crean lo tenia previsto. Me dejo elegir el vino,  a fin de cuentas él  me enseñó a saber de vinos, de carnes, de pescado, de casi todo. Si yo le hubiera enseñado de lo que el no sabia y a mi me sobraba otro gallo nos hubiera cantado.Me cogió en brazos para entrar en la habitación y esa noche rejuvenecí diez años, recordé a los musculitos  del bar esperando que volviera. Por una noche al menos voy a sentirme de nuevo una reina.






Pausas.

Quieres hacer el amor conmigo?, nos vemos esta tarde. Y nos vimos.Nos vimos e hicimos el amor. Además repetimos, llevábamos bastantes meses en seco....

Orgullo.

...

El buen gusto.

Me rechifla darle emoción a quitarle el envoltorio a los regalos, será por eso que suelo poner nerviosas a las mujeres al desnudarlas. En primer luga...

La realidad.

Es posible que todos lleven razón, es imposible rebatir la realidad cuando todos están de acuerdo, incluso yo mismo estoy de acuerdo. Luego llegan es...

Desnudos....

Soñé aquella noche en la playa,desnudos por la arena,haciendo el amor como un par de gatoscon uñas y dientes, con  besos y abrazos.Lib...

Aquella chica de la melena roja.

  Aquella niña jugueteaba con las olas del mar que venían a morir a sus pies. Ha pasado el tiempo por esa playa y si bien ya no están sus h...

Cambio de estación.

Han sido esos dos días de lluvia, quienes dieron fin a este larguisimo verano y hoy vuelve a salir el sol, sin embargo lo veo con otros ojos. Correrá...

Services

  • Web Design
  • e-Commerce
  • Logo & Branding
  • Packaging


Better Living Through Crispr: Growing Human Organs in Pigs

Scientist Juan Carlos Izpisua Belmonte wants to use gene editing to create human-animal hybrids that we can harvest for parts. What could go wrong?

The First Gene-Edited Food Is Now Being Served

Calyxt is the first with its gene-edited oil, but several other companies also have edited foods in the works.

Inside Airbnb's 'Guerrilla War' Against Local Governments

Airbnb, the nation's second-most-valuable startup, is battling cities from Boston to San Diego over collecting taxes and enforcing zoning rules.

The Deeper Education Issue Under the College Bribery Scandal

There’s a vast pool of talent out there. But they need access to courses that suit their learning style and schedules, according to Sebastian Thrun.

Instagram's New Shopping Feature Works Like a Digital Mall

Because #capitalism.

[wired]



Sitemap