Contradictorios.


Hablamos las más de las veces por no sentirnos solos, nos arropamos con el sonido de nuestras propias voces. Me vienen a la memoria aquellos cuentos de nuestros abuelos a la cabecera de aquellas enormes y frías camas, sus voces  espantaban los miedos a la oscuridad de la habitación. Al terminar el cuento mi abuelo se marchaba y la luz del candil tililaba creando sombras sobre las paredes, yo me metía bajo las mantas intentando ser tan valiente como el personaje del cuento.
Me encuentro tomando café y en la mesa de al lado hay un grupo y todos están hablando a la vez, no se atienden entre ellos, ni escuchan, ni en realidad debaten ni asienten, solo parlotean como aves enjauladas. Observo que hemos adaptado  nuestro lenguaje al  del washapp, frases cortas de forma continua pero vanas e inconexas, aún queriendo ser originales e impactantes no llegan a serlo, supongo que les falta los muñequitos  a sus frases. Antes bastaban nuestros gestos y ademanes para darle sentido y énfasis, pero también los hemos perdido o no les prestamos atención, es imposible con cuatro hablando como cotorras.
La gente va perdiendo interés por hablar  con profundidad, es lento y agobia, hace pensar y elegir entre miles de palabras la correcta y sobretodo te desnudas ante los demás. Es difícil encontrar a alguien con aquello que se llamaba mundología. Mis abuelos y mis padres eran escuetos, pero con tres frases, daba  para toda una velada de hoy. La lengua y el idioma tenía una función social, entenderte y comunicar.
La soledad formaba parte de la vida cotidiana, habían muchos ratos de silencios donde no pasaba nada, ni se esperaba que ocurriese. Recuerdo a mis tíos cantar bajito o silbar canciones, mientras iban o venían de sus tareas allá en el campo. Si se encontraban a alguien allá en medio del campo hasta se paraban para echar un cigarrillo.
Un día una de mis tías, nos presento un aparato de radio  regalo de su novio. Bueno pretendiente que novio era ya un status superior. Nos sentábamos alrededor de aquella cosa que continuamente daba noticias, canciones dedicadas, conciertos y novelas lacrimógenas. Mi abuela se levantó y dijo a los pocos días, niña apaga ese chisme que no deja que trabajemos. Quedó relegado al domingo, fiesta de guardar, tras la misa por supuesto.
Mi infancia ya en la ciudad trae entre mis primeros recuerdos, una escarlatina que me obligó a guardar cama un par de semanas. Cuando caíamos malos nos metían en la cama grande de mis padres, todo un honor, desde ella veía a mi madre en sus labores y tenía la radio siempre puesta. Me hace compañía dijo muchas veces en tono de excusa. Curioso se sentía sola en aquel bloque de pisos y no en la casa del pueblo.
Podría seguir con la televisión y los cambios que produjo. Pero ha sido el teléfono móvil el causante de esto que escribo. La escena de ese grupo reunido donde nadie habla ahora , solo miran cada cual su aparato, llegando al sumum de lo estrambótico, dos chatean estando juntos y pudiendo hablar como humanos. 



Dry Martini.

El Dry Martini es el cocktail  cinematográfico por excelencia. Da un toque de distinción. Yo asimilo determinadas bebidas a los preliminares del...

Salida hacia Florencia.

Por supuesto me di el gustazo de un paseo en gondola, para ello quedé con un par de de argentinas que estaban en el hotel. En estas mañanas compartía...

El reloj interior.

El alma recupera su particular forma de sentir el paso del tiempo. Súbitamente un día se detiene el vaivén del péndulo y ya no se oye el tic tac, cur...

Soltar amarras.

Soltar las amarras,  el momento inicial de cualquier travesía, físicamente te despegas del muelle y el barco comienza a adquirir su propio movim...

La ilusión del tiempo.

Si supiéramos lo rápido que pasa el tiempo no estaríamos, ni hubiéramos estado media vida pasándole el detector de amores a nuestro amigo-amante-pare...

Sencillos deseos.

Hoy quisiera tus dedos escribiéndome historias en el peloy quisiera besos en la espaldaacurrucosque me dijeras las mas grandes verdadeso las mas gran...

Febrero es asi.

Después de dos varas reales y varios descabellos virtuales (valga el símil taurino), nos vimos como personas frente a frente y como campo para la lid...

Services

  • Web Design
  • e-Commerce
  • Logo & Branding
  • Packaging


For Nervous Californians, Fire-Proofing Is a New Obsession

In wildfire-prone cities and towns, increasingly worried residents are banding together to prevent future disasters.

As the Government Shutdown Drags on, Security Risks Intensify

From potential nation state hacks to a brain drain, the shutdown has done nothing good for cybersecurity.

Bracing for a Hazy Robo-Future, Ford and VW Join Forces

By joining forces, the major automakers have each diversified their self-driving portfolios.

A 'Fortnite' Vulnerability Exposed Accounts to Takeover

Epic Games has since patched the attack, which would have allowed attackers to view account info, listen in on in-game conversations, and more.

Why Master Photographer Ralph Gibson Went Digital After Decades

Ralph Gibson, who’s been shooting analog since 1956, highlights the qualities inherent to digital photography in this new show, 'Digital Color.'

[wired]



Sitemap