De viaje por Italia. Venecia.



Algún día iré a....... y sigue una retahíla de sitios y lugares, uno entrecierra los ojos pareciendo que ya estas allí. Uno comienza a viajar desde el mismo momento que lo sueña, luego vienen las circunstancias y deciden. Mi circunstancia ha sido el tener tiempo para vivir, ganas de vivir y un baúl lleno de sueños. Uno de mis destinos míticos era Italia, pospuesto mil veces por querer hacerlo con la compañía concreta de alguien. Liberado desde primero de año de compromisos hice las maletas, compre billetes de avión y aterrice en Venecia una mañana con ojos de niño. Lo había soñado tantas veces que al montarme en la barca que hace las veces de autobús, iba nervioso dando saltitos. La llegada al gran canal con todos los monumentos tantas veces plasmadas en cuadros y fotografías, fue maravillosa. Vas mirando hacia arriba y golpeando las espinillas del resto con tu maleta. El teléfono en la mano, foto de esto, de lo otro, de las góndolas, de la señora de los pelos celeste......un torbellino de sensaciones. Me siento en una mesa del Café Florian, necesito frenar, mirar donde cae ese hotelito con encanto, tomarme una cerveza, estirar las piernas para que salga el miedo a volar. Mi hotel está al lado de la Plaza de San Marcos. Hotel Diana, coqueto, decadente, en una calle estrecha llena de restaurantes y pequeñas tiendas.
Antes del viaje me di un baño histórico sobre la República Veneciana. No te desfrauda, la Catedral, el Palacio del Dux.... grandioso. Perderte por calles y canales. Comprendo un poco a los naturales que estén agobiados por los turistas como yo, por eso actúo con respeto y discreción. Disfruto de un concierto a la tarde siguiente después de la visita a Murano, lo mejor sentarme en un pequeño café en el canal central de la isla.
Encuentro cerca del embarcadero de San Marcos un club náutico y no resisto la tentación de visitarlo, me invitan a pasear a vela y acompaño a un par de viejos capitanes. Grandioso, alabo la destreza al timón de Rafael nuestro patrón, que habla por los codos. Nos ilustra sobre el poderío naval de la República.
Las noches son tranquilas, ceno con una chica argentina que se hospeda en el mismo hotel. Se parte de risa cuando le canto una letra de Les Luthiers y como buena oriunda de ese país me deleito con una charla animada.
Mañana salgo en tren para Florencia.




El enigma de la señora que solo decia si.

Lo mejor del amor, de la pasión, del deseo y del buen sexo es que sucede de forma natural. No es preciso un titulo universitario para nada de ello. I...

Ella vino a verme.

Pues si ella vino a verme, la gripe. Hace muchos años que me ponía la vacuna, pero este año se me paso. Se me ha agarrado como esa amante soñada, cal...

Añoro

Añorocomo suspiraba el deseocomo olía la pasióncon que prisas nos llegaba el amorcuando  la buscabas con tus dedos.Desanudabaslos botonesde mi p...

Yo soy tu indómita gacela.

Yo soy tu indómita gacela,el trueno que rompe la luz sobre tu pechoYo soy el viento desatado en la montañay el fulgor concentrado del fuego del ocote...

Llega el otoño

  Se acerca el otoño, no el invierno de Juego de Tronos vaya por Dios. El otoño es tiempo de lectura ya sea escrita o mental. Releemos los...

Cada noche.

Cada noche cuando está a punto de caer el  último velo  que precede al sueño, me acerco lentamente hasta ti, a rodearte la cintura con mi b...

Recordar.

Una parte importante de nosotros mismos lo forman nuestros recuerdos. Cuando perdemos los recuerdos como les sucede a los pacientes de alzheimer, dej...

Services

  • Web Design
  • e-Commerce
  • Logo & Branding
  • Packaging


The Dark Side of the Crypto Revolution

As the trustless, decentralized world of digital tokens expands, fraudsters, gamblers, sex workers, and drug dealers are cashing in.

The End of Dyslexia

Innovations in brain research and AI-fueled assistive technologies could level the playing field for those with language-based learning disabilities.

The Most Promising Indie Games That Showed Up at E3, From 'Sable' to 'NeoCab'

Sure, the gaming event is a showcase for triple-A blockbusters, but a surprising number of small, thoughtful gems piqued our interest.

The Key to Triumphing Over Star Wars Trolls

Former *Mythbusters* host Kari Byron has a few suggestions for handling toxic fans.

The Blockchain: A Love Story—And a Horror Story

Cryptomania isn’t just a mad rush of scams and speculation. It’s a utopian dream. And a living nightmare.

[wired]



Sitemap