Meditaciones II.



Cómo un reloj de cuco en la pared así van los chaparrones, aparecen, dejan caer unos breves aguaceros y se ocultan de nuevo. Mansas transcurren las horas de la tarde mientras los noticiarios nos hacen el gran favor de obviar la política para centrarse en lo mucho que nieva en Soria y Teruel, coincidencia inaudita por lo visto, pero se agradece. Que siga nevando y me lo cuenten por favor antes que me den la vara con el sacristán ese de Bruselas,que cariño le tiene ese tío al chaleco de cuello alto, no tendrá otro, pregunta mi madre que acaba de pillar cobertura.Me refería ayer a las consecuencias, por lo visto aquello de acción-reacción ya no lo explican en clase. En mis tiempos enseñaban el tu me das, yo te doy como norma en la vida, lo que los sicólogos llaman la táctica del espejo, actuar conforme lo hacen contigo,  es la mejor manera de acertar. En todo caso la realidad es el desenlace más esperado, cuando no se ama o no te sientes amado la cosa deja de funcionar, es como cuando quieres tener sexo con quien no te gusta ni atrae. El amor, el deseo, la pasión son emociones que se proyectan sobre alguien concreto. No se pueden inventar nI fingir. Por eso es tan llamativo cuando no existen, de igual manera que se ve a leguas cuando dos personas se aman o se desean apasionadamente.  Casi nada es casual en nuestra vida, vamos haciendo elecciones  continuamente, siempre pudimos hacer otra cosa en cada ocasión, por tanto si despiertas una tarde en tu vida en un lugar que no pensabas, de alguna manera llegaste allí.  Nosotros creamos las ocasiones y las casualidades. Terminas saliendo con esa chica porque llevas mandándole señales quince días seguidos o acostándote con aquel tipo porque llevas siete gintonics y te gusta el sexo. Es como terminar una carrera sin un solo suspenso, no es casualidad, es trabajo. Todos tenemos un pié, una piedra y un zapato. No se ampute el pie, elija la piedra. Mañana es otro día magnifico para comenzar.



Lo que queda por llegar.

Es como viajar eternamente en un tren, vamos dejando atrás campos,pueblos, postes que pasan de uno en uno veloces tras la ventana.  En eso consi...

Propuesta.

Propongo un alto el fuego,en nuestras disputas.al menos por una noche,y volver a vernos,solo para reunir fuerzas....

La caricia perdida.

Se me va de los dedos la caricia sin causa, se me va de los dedos... En el viento, al pasar, la caricia que vaga sin destino ni objeto,&nbs...

Amaneceres

No hubo un día que no la recordara por mil motivos. Me levanté de madrugada a mirar por el ventanal de aquella habitación de hotel, recordando un ama...

Sobre el amor y el olvido.

No sé quién escribió por algún lado eso de que ni se ama a nadie en un día, ni se le olvida en dos. Estoy de acuerdo con ambos términos de la frase....

Díme si molesto.

...

Pétalos de rosas.

Siempre que pude le di una sorpresa aquellos días en que hacíamos el amor. El día que esparcí pétalos de rosas sobre su piel, le puse una sonrisa que...

Services

  • Web Design
  • e-Commerce
  • Logo & Branding
  • Packaging


Better Living Through Crispr: Growing Human Organs in Pigs

Scientist Juan Carlos Izpisua Belmonte wants to use gene editing to create human-animal hybrids that we can harvest for parts. What could go wrong?

Coders’ Primal Urge to Kill Inefficiency—Everywhere

For software engineers, lack of friction is an aesthetic joy, an emotional high, the ideal existential state. It’s what drives them—and shapes our world.

Trump’s Casinos Couldn’t Make Atlantic City Great Again

Photographer Brian Rose turns his lens on the city where Donald Trump built (and nearly destroyed) his reputation.

With Google Stadia, Gaming Dreams Head For the Cloud

The company this morning introduced Stadia, its new vision for anywhere, any-device gaming.

Ooni Koda Pizza Oven Review: A Backyard Pie Party

Can a home pizza oven be easy and convenient? With this backyard Ooni oven, it can.

[wired]



Sitemap