Olor a azahar.



Huele la ciudad a azahar, salimos los sevillanos a la captura del primer naranjo florecido y lo compartimos incluso con los amigos. Un rito, de eso se trata como cada año, por eso mismo la Iglesia muda esta semana de lugar según la luna llena, luego dirán que los astros no intervienen. Por supuesto que si, por eso saldremos el domingo estrenando algo, por eso quemamos lo viejo en las candelas, ahora toca renacer, se acabó el gris, el retiro y la contemplación del invierno. Estalla la semana la madrugada del viernes pues a ella hay que llegar limpio. Es tiempo de ofrecer la otra mejilla, del beso, del perdón.  No puedes llegar al final solo tras La Soledad. Mira, observa como llega con invisible aroma en estas noches la vida nueva por los rincones y placitas de Sevilla, déjate envolver por una nube de incienso a la luz de cien cirios, déjate atrapar por un corro de niños haciendo su bola de cera bajo la atenta mirada de su padre y este del abuelo, que imagina ser observado por el suyo. Renacer cada año, revivir, contar tus años por distintos martes o jueves según sea tu hermandad. Un pelícano abre su pecho como signo de amor bajo la cruz del Amor el primer día,  nunca se termina el amor, se terminan nuestros planes y proyectos con las personas, no el amor. Siguen vivas en nuestra mente y de vez en cuando descubrimos el hueco que ocupan aun en tu corazón provocando un arrebato de malhumor por su ausencia. Yo mismo me recuerdo en esos momentos como aquel niño ante mi madre, poniendo mis manos detras de la espalda negando ser el culpable. Espinacas con garbanzos,  bacalao con tomate,  buñuelos de bacalao y torrijas. Somos un año más viejos, pero acudiremos al rito de ser niños, jóvenes, amantes, maridos o abuelos en el transcurso de una sola tarde en esa calle de Sevilla.




Olor a azahar.

Huele la ciudad a azahar, salimos los sevillanos a la captura del primer naranjo florecido y lo compartimos incluso con los amigos. Un rito, de eso s...

La verdad está ahí fuera.

Me dijo una vez una mujer de esas que no caducan jamas en la mente de cualquier hombre, que los besos que no se dan se pierden para siempre. Yo añadi...

Sentirse feliz.

Amar, ser amado, dejarse amar. Se aprende a amar?, se aprende también a dejarse uno amar?. La cosa no es fácil de responder, depende de donde hagas l...

Yo soy tu indómita gacela.

Yo soy tu indómita gacela,el trueno que rompe la luz sobre tu pechoYo soy el viento desatado en la montañay el fulgor concentrado del fuego del ocote...

Memorias de Africa

«Yo tenía una granja en África, al pie de las colinas de Ngong». Isak Dinnesen o Karen Blixen escribió Memorias de África una autobiografía, que creo...

Con los ojos cerrados.

Desde que un grano de café crece y madura allá en su país de origen, hasta que nos llega envasado a nuestras manos pasa por una serie de procesos. Lu...

Despedida.

............y añadió.....con protección claro, mirándome fijamente a los ojos. N  buscaban matar un sentimiento y a mi, jaque mate.  Me des...

Services

  • Web Design
  • e-Commerce
  • Logo & Branding
  • Packaging


Central Asia's Wild Soviet Architecture

Photographers Roberto Conte and Stefano Perego traveled to four former republics for their latest book.

Facial Recognition Has Already Reached Its Breaking Point

Facial recognition technology has proliferated unchecked in the US so far. Congress finally seems ready to do something about it.

7 Items for Grilling on Your Tiny Apartment's Balcony or Roof

For those of us confined to tiny balconies, or even a roof, grilling is a challenge. But it's not impossible.

Social Issues Raised by Amazon Investors Aren't Going Away

Amazon's shareholder resolutions on climate change and facial recognition technology didn't pass. Here's why they matter anyway.

Scientists Find a Volume Knob for Emotional Memories

Using mice whose neurons had been engineered to respond to light, researchers can dial up or down the emotional intensity of a memory.

[wired]



Sitemap