Una vez hubo un instante tras un cristal.



Vuelvo a ver Los Puentes de Madison . He perdido la cuenta de las veces que la habré visto, dice mi hija que está a mi lado que estoy en la edad de que me gusten las películas románticas,  traduzco que se refiere a mi edad. Me gusta, lo admito, me emociona bastante, quizás porque me veo cerca del personaje, porque he vivido ese tipo de amor y porque he conocido a una mujer muy parecida. El amor que transpira cada fotograma, las escenas, los gestos de ambos si es que has vivido y has sentido lo mismo que interpretan ellos, entonces sabrás a que me refiero. En ese caso coincidirás que tu y yo somos seres muy afortunados, entenderás como yo que te puedes enamorar en un segundo, que a partir de ese momento el amor te transforma, te atrapa, se convierte en un don, te permite ver todo el campo lleno de flores y a esa mujer como la más bonita del mundo. El tiempo pasa deprisa pero ni te das cuenta porque en realidad no sabes que está  pasando, solo que te gustaría atrapar cada instante y paladearlo una y mil veces. Mientras que dices esto y lo otro tus ojos viajan de un lado a otro de su cara, sus ojos, sus labios, su cuello. Es alta ella...no lo se, que tal sus pantorrillas, ni idea, estoy absorto con ese brillo que la luz refleja en su pelo. Agradezco a quien sea allá arriba que me permitiera conocer al amor. Desde aquel instante que la miré  con estos ojos allá detrás de un cristal y ella posó  sobre mi los suyos. En mis oídos sonó un vals y desde ese segundo de nuestra historia hasta el último sucedió lo mas importante de mi vida.Luego, luego la vida cambió  el dial del aparato de radio, aquella emisora que radiada mi novela enmudeció y al igual que el protagonista gira el volante hacia la izquierda un día de lluvia, mientras ella agarra con fuerza la manera de la puerta de su vehículo, ese dia también nos hizo tomar caminos distintos .  Es por ello más triste esta historia de amor, no, tampoco la mía.  Cuantas personas en el mundo les gustaría vivir cuatro días del mejor y más bonito amor como ellos, los mios fueron años, siete seguidos y luego días sueltos. Bueno fue tan grande que es toda una vida, mi vida. Después. .....bueno después sigues viviendo y lo mismo que veo como ahora mismo está película,  también puedo de vez en cuando recordar la mía. Agradecido, si agradecido, lo sé porque a veces cuento trozos, escenas, detalles.....muestro alguna carta o uno de sus escritos y veo sus caras. Parece que vuelve a brillar todo de distinta forma y en esos ratos que evocas  aquellos momentos ves los rostros de los que me escuchan y comprendes la inmensa suerte de haber estado allí,  con ella.




Contradictorios.

Hablamos las más de las veces por no sentirnos solos, nos arropamos con el sonido de nuestras propias voces. Me vienen a la memoria aquellos cuentos...

Iguales y distintos.

La cosa no funciono entre ella y yo porque no teníamos nada en común, lo extraordinario es que las tres o cuatro cosas que nos unían eran tan fuertes...

La verdad está ahí fuera.

Me dijo una vez una mujer de esas que no caducan jamas en la mente de cualquier hombre, que los besos que no se dan se pierden para siempre. Yo añadi...

La ilusión del tiempo.

Si supiéramos lo rápido que pasa el tiempo no estaríamos, ni hubiéramos estado media vida pasándole el detector de amores a nuestro amigo-amante-pare...

Existe el amor eterno?.

En que momento y quien fue quien dictaminó  que el amor debería ser eterno. Nada hay eterno, ni siquiera el tiempo ni el universo, en matemática...

A veces.

De vez en cuando mejor que tener al lado alguien que te de la razón, es tener a alguien que te la haga perder del todo....

Martes por la mañana.

Hoy se abrió una pequeña rendija que ha dejado pasar la luz del sol. Una mañana preciosa, intemporal. Como cada Martes Santo me acerco a mi hermandad...

Services

  • Web Design
  • e-Commerce
  • Logo & Branding
  • Packaging


Here’s How Elon Musk Plans to Put a Computer in Your Brain

To hear Musk tell it, Neuralink's hardware is either a state-of-the-art tool for understanding the brain, a clinical advance for people with neurological disorders, or the next step in human evolution

Why Microsoft’s BlueKeep Bug Hasn’t Wreaked Havoc—Yet

Microsoft's critical vulnerability remains unpatched in hundreds of thousands of computers, and it may already be exploited in secret.

'Thor 4' Is Coming—and Taika Waititi Is Directing

Chris Hemsworth will reportedly return for the new movie.

Computer Models, Epic Floods, and the Fate of Coastal Cities

By 2050, coastal cities like Charleston may experience flooding more than 300 days a year. Now scientists can better predict—and plan for—the effects.

Now We Know How the Zombie Ant Gets Its Bite

Scientists solve part of the mystery of how a murderous fungus orders an ant to bite onto a twig, sealing its fate.

[wired]



Sitemap