Vía in Arcione 98. Roma.


Llegue a bordo de un Frecciarossa a Roma,  un magnifico tren de alta velocidad y muy cómodo por cierto. La estación es sumamente ruidosa y caótica, cientos de grupos entran y salen detrás de un guia-pastor de ovejas, lo mismo son chavales que viejos a la espera de la parca, chinos que divorciados, da igual el punto que tengan en común. Los que se van llevan caras de agotados y los que vienen, como yo, con la boca abierta y el teléfono en la mano para saber donde estamos. En Roma.Cuantas Romas llevamos en nuestra mente. Pues la que nos contó el cine de los años 5O, la de las novelas de Posteguillo tan prolija de detalles que dentro de poco le echara la pata a Perez Reverte y la que nos contaron nuestros amigos. Con una salvedad, la de aquellos que fueron en viaje de novios y dicen que deberían volver. No vieron nada se deduce. De la estación al apartamento un lindo paseo para abrir boca. Aquello del trafico infernal, todo llenos de motos a punto de pillarte es un infundio. En Sevilla te atropellan hasta las viejos que sacan a mear a su perro, sin contar bicicletas, patinadores, inválidos en sus sillas eléctricas, gente empujando carritos de supermercado que se usan para todo y juntos y en común pasando mil pueblos de los semáforos. La calle que buscaba, callejuela mas bien, si la sigues te topas con La Fontana de Trevi a pocos metros. Eso y todo lo demás. En un pis pas quedas abducido por ella, desde muy temprano hasta bien entrada la noche no dejas de ver, de admirar, de dejarte embeber por esta gran ciudad. Da igual donde tires. Estuve cuatro días y me podía haber quedado un mes. Los romanos amables, tienen asumido vivir en un lugar especial y conviven con el turista sin problemas, les gusta, están orgullosos y te dejan compartirla. Comparada con Venecia o Florencia es mas barata para comer y beber. En Roma me di el gustazo de tirar de tarjeta y cambiar de vestuario. Ya equipado me deje llevar por Carla una guia para el Coliseo y Foro Romano. Se te ponen los vellos de punta al transitar por los mismos lugares que todos esos personajes históricos, es nuestra cuna no hay duda.En el barrio donde duermo ceno todas las noches, a la segunda ya tengo charla con los camareros, todos somos turistas unos días al año en los países del vecino. A la vuelta y de paseo a la Plaza de España recuerdo aquella película cuya foto he dejado arriba, es curioso que por las noches solo estamos los jóvenes y los de fuera. En toda casa de vecino hay que descansar que mañana se trabaja.Mañana de madrugada camino de vuelta, como he buscado un vuelo barato salgo a las cinco. Llegare para desayunar. A bordo del avión repaso todas las fotos y me quedo dormido.



Volver a sentir una piel.

Nuestra piel nos relaciona, nos aisla o nos acerca al mundo. Diariamente sin darnos cuenta nos tocan diversas manos, pero solo determinadas manos nos...

Reloqueos.

    Volver a caminar, de eso se trata. Querer abrir los ojos con mirada limpia, prestos a ser sorprendido en el primer recodo por...

En el filo del gozo.

Entre la muerte y yo he erigido tu cuerpo: que estrelle en ti sus olas funestas sin tocarme y resbale en espuma deshecha y humillada. ...

Quizás si, quizás no.

Lo que ha de suceder, sucederá.  Tú y yo lo sabemos. Le estamos dando vueltas pero es verte y se disparan todas las alarmas de mis adentros. Mir...

Primer paso.

No es solo un traslado sino un comenzar de nuevo. Abrir esa puerta hacia lo desconocido. Ya se que todo es virtual, pero da un no se qué´   deja...

Su perfume.

Cuando quiero recordarla cierro los ojos y de nuevo me invade su perfume, puedo verla desnuda frente al espejo recolocando los rizos de su pelo. Sonr...

Somos un instante en el tiempo.

Con absoluta certeza ni usted ni yo ocuparemos una línea en la Wikipedia, ni siquiera un punto ni siquiera una coma. Pero en la Wikipedia mental de a...

Services

  • Web Design
  • e-Commerce
  • Logo & Branding
  • Packaging


The Persistent Myth of Speed and "Productivity"

It’s not immoral to want relief from being too slow, scared, or fat, but speed could set you up for brain damage and psychosis—and life-­draining repetition.

Self-Driving Cars Should Look Down, Not Just Ahead

A Boston-based startup wants to equip AVs with ground penetrating radar, which they can use to identify exactly where they are.

Schools Are Mining Students' Social Media Posts for Signs of Trouble

But should they?

Scientists Are Developing a Unique Identifier for Your Brain

A neurological “functional fingerprint” allows scientists to explore the influence of genetics, environment and aging on brain connectivity.

How to Protect Your Phone Against a SIM Swap Attack

Your phone number is increasingly tied to your online identity. You need to do everything possible to protect it.

[wired]



Sitemap